Captivity (Roland Joffé, 2006)

 

La nueva película de Roland Joffé, director que parece haber perdido todo aquello que tenía que contar desde sus epopeyas de los años ochenta que retrataban con crudeza y con una belleza poética las injusticias del otro lado del atlántico, firma una cinta absolutamente convencional en los cánones del thriller más comercial.

   Rodada con cierto gusto, con una fotografía soberbia y una elección de los planos muy correcta, el material de base, un guión nefasto, impide que la película salga a flote, totalmente ahogada por todos los tópicos del género y por un cargamento de suspense mal resuelto a base de golpes de efecto previsibles hasta las últimas consecuencias.

   El potencial de los actores principales y de la idea de partida se desaprovecha casi desde el comienzo y a partir de ahí sólo cabe presenciar la debacle de un producto tanto como del cineasta que la dirige.

    Propuesta fallida del director en su acercamiento al thriller, por una elección lamentable en el material a rodar, que posiblemente sea obra de encargo. Recemos para que sea eso.